West Point El Incidente Cheating C solución de caso

El cinema hispanoamericano en la Semana de la Crítica se debate inevitablemente entre la memoria de la dictadura (Los perros) y el violencia urbana. La familia pertenece a este último Agrupación, al presentarnos a un chico de doce abriles, Pedro (Reggie Reyes) que se ve involucrado en una pelea a resultas de la cual su oponente muere. Que haya sido en defensa propia no impedirá que la vida de Pedro corra peligro a partir de ese momento, pues la venganza es inevitable según la condición no escrita que rige en los suburbios de Caracas. La violencia está omnipresente en el gran Sillar de viviendas en el que habita el pequeño y se manifiesta incluso en los actos más infantiles (la decorado primitivo cuando Pedro juega con sus amigos al frontón).

de los noventa, permitiendo imaginar a Frost como impulsor de la prisma más argumental y a Lynch como el artista de lo sensorial. Tanto la imagen como, muy especialmente, el diseño sonoro (del que se ha encargado personalmente el director) ofrecen texturas puramente lynchianas, y no existe ninguna concesión ni asidero para el espectador, a excepción de los posibles vínculos con la mitología establecida en aquellas dos primeras temporadas y en el largometraje Twin Peaks: fuego, camina conmigo

es un documental convencional, construido a base de testimonios e imágenes de archivo, y sin más hallazgo formal que alguna acertado coincidencia entre las narraciones y las escenas de los filmes de Kubrick. Pero hay que concederle a su relato el convertirse en una reivindicación de todo lo que hay de proletario en el cine, cuando su magnético protagonista se describe orgullosamente como ‘trabajador del cinema’, y proclama sin pudor pero con desarmante humildad la importancia de consagrarse durante décadas a la visión y el índole de otro hombre.

Tomando como punto de partida su corto homónimo con la misma protagonista, Atsuko Hirayanagi nos presenta a Setsuko (Shinobu Terajima), una oficinista de mediana antigüedad que claramente aborrece su vida ordinaria. Su sobrina le recomienda asistir a una clases de inglés. Más que una agrupación el sitio donde imparte sus clases John (Josh Harnett) parece un peep-show y sus métodos están acordes con el zona. La primera decisión de John es, como hace con todos sus alumnos, proporcionarle a Setsuko una nueva identidad, su identidad angloamericana, digamos.

aparecía por primera vez en el cine de Garrel una voz en off y una distancia marcada por el peso del relato. Su gran pantalla dejaba de ser fruto de la tensión de una serie de pedazos de vida, para transformarse en relatos más o menos organizados. L’Amant d’un jour

– pero su presencia acaba siendo anecdótica en una obra que se expande alrededor de demasiadas direcciones hasta perder su coherencia. ÁNGEL QUINTANA

cerca de Cannes, en esa ciudad citación La Ciotat donde los Lumière filmaron la famosa arribada del tren. En este espacio, una escritora reúne a una serie West Point El de jóvenes para soportar a agarradera un taller de escritura centrado en las estrategias de la novela policiaca y la novela de intriga. Las discusiones entre los alumnos en torno a los golpes de objetivo narrativo derivan fácilmente en discusiones en torno a la violencia. Surge el recuerdo de los muertos en la sala Bataclán y del atentado de Niza. Mientras estalla la discusión surge la fobia en torno a el árabe pero incluso la indiferencia. Entre los participantes del taller hay un muchacha que vive con sus padres, no tiene oficio, ni beneficio.

Procedente del festival de Sundance llega el segundo largometraje como director del escritor de Scario

no acaba de tejar admisiblemente los enlaces entre las dos películas. Mientras en el retrato de la toma de poder del Presidente el camino acaba derivando en aquello más o menos previsible, la historia psicoanalista que parece tener más interés no acaba de tomar planeo. Al final del largo viaje el espectador puede preguntarse si La cordillera

Cuenta la leyenda que cuando Orson Welles llegó a los estudios de la RKO quedó maravillado porque lo que vio era como el mayor tren eléctrico del mundo.

y West Point El que Cuadro una de las características más interesantes de aquella. Aquí, junto a las fluidas e inconstantes dinámicas amorosas del coreano, el veterano hallazgo se encuentra en esa escena en que amaga con entrar en su habitual placer de repeticiones y variaciones, solo para abortarlo por la vía de lo prosaico, quizá en un prueba de autoironía.

. La diferencia esencial reside en que en este caso el memoria es el de una antojo amorosa masculina donde los límites entre lo vivido y lo fabulado son siempre difusos. Es como si quisiera atrapar y acertar forma al reminiscencia de una ventura efímera, en un contexto extraño. ÀNGEL QUINTANA

Producido por Terratreme, un Agrupación de cineastas comprometidos con la militancia obrera y con el trabajo fílmico colectivo, A fábrica de carencia está expresamente firmada como ‘una película de’ todos sus integrantes (Joao Matos, Leonor Noivo, Luisa Homem, Pedro Pinho y Tiago Hespanta) y realizada por Pedro Pinho. Su muy largo metraje (tres horas) da cabida no solo a un relato (la reconstrucción de cómo un Asociación de obreros de una taller de ascensores toma el control de la factoría, se enfrenta a la compleja sinceridad del desmantelamiento industrial de la vieja Europa en aras de la globalización y finalmente decide plantearse la autogestión), sino aún a un amplio dispositivo de debates en torno al sentido de la lucha obrera frente a los fortuna propios del capitalismo, a la propia naturaleza de este, las condiciones del trabajo, los viejos y hogaño arrinconados conceptos de la lucha de clases, de la plusvalía y de la explotación de la fuerza de trabajo, las nuevas formas de la flagrante crisis económica, el depauperación de las clases humildes, las contradicciones que hacen presa en ellas o la dialéctica entre evacuación individuales y lucha solidaria.

de Marguerite Duras, la escritora escribió un texto en el que empezaba diciendo: “¡Jean-Jacques no has entendido cero!”

Posted on octubre 25, 2017 in Category

Share the Story

Back to Top
Share This