Uganda y el Consenso de Washington solución de caso

Oficialmente, las grandes potencias afirmaban que querían el mejor candidato para el puesto de secretario Caudillo de la ONU en presencia de la indigencia de topar de guisa urgente las diferentes crisis internacionales.

En el caso de los acreedores externos, las privatizaciones podrían restablecer el plazo de los servicios de la deuda externa, mediante la instrumentación del mecanismo de capitalización de los títulos de la deuda en la transferencia de los activos estatales. En el caso de los grupos económicos locales y de los conglomerados extranjeros radicados en el país, suponía, si llegaban a participar en los consorcios adjudicatarios de las empresas públicas, la transigencia de nuevos mercados y áreas de actividad con un escaso o ineficaz aventura empresarial, en la medida en que se trataba de la transferencia o concesión de activos a ser explotados en el situación de reservas de mercado mandril u oligopólicas, con ganancias extraordinarias garantizadas por vía legal. De esta forma, en la medida en que, mediante la privatización de empresas estatales, pudieran converger los intereses de los acreedores externos y del caudal concentrado radicado en el país, el círculo vicioso y explosivo al que había conducido la pugna por el excedente entre los distintos componentes del gran capital (interno y externo) durante los ochenta, podría devenir en un círculo virtuoso de asociación y convergencia, al margen como Cuadro previsible, y luego se constataría de las deposición de los sectores populares. En realidad, el programa de privatizaciones constituiría una prenda de paz por partida doble. Por un ala, permitiría saldar de forma superadora el conflicto existente entre las fracciones predominantes del caudal (interno y forastero). Por otro, como consecuencia de lo previo, permitiría al gobierno contar con un fuer- 151

Ello pone de manifiesto, a su ocasión, que la evaluación del impacto de las privatizaciones de servicios básicos (como el transporte, el agua, el gas, la electricidad, las telecomunicaciones) en el nivel de vida de los sectores populares no puede restringirse a la consideración de las mejoras (cuando ellas tienen lado) en la calidad de las prestaciones, sino igualmente, y fundamentalmente, a su impacto sobre los ingresos reales de la población. EL IMPACTO FISCAL DE LAS PRIVATIZACIONES El abarcativo programa de privatizaciones le reportó al Estado argentino más o menos de u$s millones. De dicho monto, aproximadamente de u$s millones (la tercera parte) fueron el producto de la capitalización de títulos de la deuda pública, que corresponden a una deuda de aproximadamente u$s millones, si se considera el valencia nominativo de los títulos capitalizados. individuo de los objetivos de la privatización Bancal la reducción de la deuda externa. En este sentido, si admisiblemente se produjo una disminución del monto de la deuda en el corto plazo, en el mediano/dilatado plazo el endeudamiento se vio agravado. En los años de la convertibilidad a los pagos de intereses más las amortizaciones de caudal de la deuda ascendieron a millones de dólares. Pero en el mismo error se contrajeron nuevas deudas por millones. Esa acumulación de deudas ensombrece el futuro y es usada para imponer condiciones a la política económica de los sucesivos gobiernos (Verbitsky, 1999). 158

11 MARISA DUARTE empresas, no se traducen en cierta disminución en las tarifas (manteniendo un m a rgen de utilidad razonable), no es el conjunto de la sociedad el que se beneficia de dicha disminución en los costos, sino tan sólo un estrecho Conjunto de empresas, propietarias o concesionarias de las empresas de servicios públicos, que vería incrementada la tasa de retorno de su caudal. Este parece ser el caso, prácticamente excluyente, de la experiencia argentina en materia de privatizaciones de servicios públicos, si se tienen en cuenta la transformación de las tarifas de los servicios públicos y de las ganancias extraordinarias que han internalizado los distintos consorcios adjudicatarios de las empresas privatizadas en la década del noventa. En el Cuadro 1, se observa que respecto de la progreso para el período comprendido entre marzo de 1991 (momento en que se pica el Plan de Convertibilidad) y diciembre de 1998 la evolución de los precios y tarifas de una selección de servicios públicos privatizados, en relación con la variación de los precios minoristas y mayoristas 2, el incremento en las tarifas de estos servicios no parece reverberar, en la viejoía de los casos, los importantes incrementos de abundancia (que se verán más Delante) registrados por las empresas privatizadas.

Si obviamos la castro conceptual que se creó en torno al consenso de Washington podemos recuperar algunos conceptos que están en la almohadilla de los debates actuales:

Si durante un tiempo no vas a efectuar con tus acciones y quieres sacarles una rentabilidad extra, alquílalas en Self Bank y consigue hasta un 5% TAE.

EL IMPACTO DE LAS PRIVATIZACIONES SOBRE LA DINÁMICA Y LA ESTRUCTURA DE LOS MERCADOS Una de las cuestiones centrales del proceso de privatizaciones instrumentado en el decenio pasado remite a la importancia que el mismo ha desempeñado en la profundización y consolidación de ciertos patrones estructurales que han venido condicionando, en gran medida, el desenvolvimiento de la Patrimonio argentina desde mediados de los setenta. En este sentido, la creciente oligopolización de diversos mercados, la polarización del poder crematístico en un núcleo acotado aunque muy diversificado, en cuanto a sus actividades de grandes conglomerados empresarios y, adicionalmente, la consolidación y preservación de reservas de mercado con ganancias extraordinarias, emergen como algunos de los principales bienes de la consecución de dicho widget. En propósito, la dinámica asumida por el proceso privatizador conllevó la consolidación estructural de un conjunto estrecho de grandes conglomerados empresarios, los cuales pasaron a controlar firmas que operan en sectores de actividad que poseen una importancia estratégica. Como queda reflejado en el Cuadro 2, tales actores cubrieron prácticamente la totalidad de los sectores públicos privatizados, 160

Es necesario un impuesto sobre las actividades financieras para forzar a ese sector a encargarse parte de los costes sociales de su actividad inherentemente arriesgada.

Tipo de cambio: la política de tipo de cambio no sólo debía afianzar un nivel competitivo para este indicador, sino todavía garantizar su mantenimiento para estimular la confianza del sector íntimo, secreto, individual, reservado, personal,. El crecimiento de las exportaciones era el propósito fundamental de esta política. Política comercial: sugería eliminar las barreras no arancelarias (licencias de importación) y eliminar los impuestos a las exportaciones. Inversión externa directa: los países debían establecer una ley que favoreciera la inversión extranjera directa como forma de atraer caudal y tecnología. Privatización: la reforma debía impulsar la privatización de las empresas estatales para su manejo más eficiente por parte de agentes privados. Desregulación: un anciano nivel de competencia estimularía el crecimiento. Son especialmente destacadas las políticas que apuntan a desregular los mercados de trabajo. Derechos de propiedad: existía la convicción de que los derechos de propiedad eran notablemente inseguros en América Latina. Por ello, la estatuto y las instituciones deben ser adaptadas para certificar la propiedad durante el proceso de reforma estructural. 148

Si comparte la salida a internet con otros usuarios, por ejemplo a través de un proxy, puede ocurrir que sea otro usuario de su misma Garlito el que haya sobrepasado estos límites.

Carta abierta de hidrogeólogos de España contra el documentación sobre las aguas subterráneas del Segura

Este consenso, Williamson lo plasmó en una índice de diez políticas que él consideraba que eran más o menos aceptadas por el poder político-económico-intelectual de Washington y lo denominó Consenso de Washington.

Considerar y ordenar los medios en placer. El debate sobre la bondad de la dirección privada o pública ha ocultado medios de la realidad. En propósito, la dirección privada ha avanzado posiciones en virtud de aspectos estratégicos como la oferta de financiación, y las ha consolidado mediante la apropiación de información sobre la administración del servicio. ¿Cómo hubiera sido el decorado con ayuntamientos correctamente financiados? ¿Por qué esa privatización de hecho de la información que convierte a los municipios en gobernantes Uganda y el Consenso de Washington ciegos? No existe un escenario aséptico que permita comprender las dinámicas reales sin incorporar esos dos medios, que han resultado decisivos en la logística de penetración del sector.

En la Argentina, lo que había comenzado como un debate acerca de las posibilidades de reestructuración económica derivó, a la par del proceso hiperinflacionario, en la apadrinamiento absoluta del dogma neoliberal surgido en Washington. Al amparo de dichas ideas se formuló un paquete de leyes compuesto, básicamente, por las Leyes de Reforma del Estado (23.696/89) y de Emergencia Económica (23.697/89)- que fue consentido en tiempos sumamente cortos por ambas cámaras legislativas, donde se plasmaron los principales ejes de las reformas. * Lic. en Sociología de la Universidad de Buenos Aires. Becaria de Conicet con Sede en Flacso de A rg e n t i n a. 143

Posted on octubre 25, 2017 in Category

Share the Story

Back to Top
Share This