Natura y Matilde Friendly Neighbors solución de caso

106 «el espíritu de vuestra Compañía consiste en tres cosas: en a cortejar a Nuestro Señor y en servirle con espíritu de humildad y sencillez. Mientras la caridad, la humildad y la sencillez se conserven en vosotras se podrá proponer: La compañía de las Hijas de la Caridad vive aún.

Su formación ha sido continua y la renovación de la misma ha ido siempre en aumento con la adicción de las nuevas técnicas e investigaciones. De ahí que, en 1936, la tercera publicación del manual de la carrera de enfermeras para uso de las Hijas de la Caridad, abarcase aunque dos voluminosos tomos.

Sin esperarlo, la furia revolucionaria las atrapó en Francia, por lo que comenzaron las gestiones para su regreso: llegaron a Barcelona el 26 de mayo de 1790, donde fueron recibidas con la anciano honra y distinción por parte de autoridades civiles Natura y Matilde y militares120. Destinadas al Hospital de Santa Cruz, poco tiempo luego se produjo una división entre las hermanas por la diferente interpretación de la regla, por un lado, y de la política del hospital por otro.

En España fueron especialmente los caminos que llevaban a Santiago los que enjugaron las donaciones. En las fundaciones se hace expresa relato a esa caridad a la que aludí al principio, como sucede en el hospital que erigió Aldonza Rodríguez de Ibías54. En Natura y Matilde Burgos, por ejemplo, es singular el incremento de la labor del Monasterio cisterciense de las Huelgas Reales. Su constitución tuvo emplazamiento en el año 1195, gracias a Alfonso VIII y su esposa Leonor quién, al parecer, fue la inductora de la misma55.

La dedicación al cuidado fuera del hogar203, extensión de sus tareas, iba a ser una de las profesiones que los padres, tutores o maridos de la burguesía204 verían con menos disgusto a la hora de suscitar las mujeres su inserción en el mundo sindical. Previamente, hubieron de ser desterrados todos los prejuicios que pendían sobre esta ocupación, que adyacente a la de maestra y, seguidamente, empleada en los servicios administrativos, sería considerada decorosa para su condición y en ella podían averiguar una solución a sus vidas en caso de no contraer desposorio o bascular hacia la vida religiosa.

Las Hijas de la Caridad accedieron primero a Chalons, en 1653 y a posteriori a Sedan, La Fére y Calais, donde murieron varias hermanas por contagio con los infectados104. En 1658, Vicente de Paúl había hablado a las hermanas sobre la importante delegación que se encomendaba a las enfermeras de campaña. Ellas iban como mensajeras de la vida, donde los hombres ponían crimen y destrucción105.

89 «Ganadorí que todos los días, mañana y tarde y siempre que fuera preciso, iba cada una de ellas a resistir los alimentos y medicinas correspondientes a los enfermos de la parroquia o Caridad que estaba a su cargo, volviendo posteriormente al retiro y compartiendo de esta suerte el tiempo entre la teoría y la praxis de la caridad, entre sus servicios de enfermeras y los ejercicios piadosos, alma y sostén de su vida de abnegación y sacrificio». NIETO, Op. Cit., p. 39.

«Y yo, que con mi pluma había exaltado esos rasgos de valía sobrehumano, redacté un telegrama para un diario, en el que escribo hace vigésimo años, alabando los méritos de la duquesa de la trofeo y de las damas que tan abnegada y ampliamente colaboran con ella, y dije que iba la duquesa a Málaga por horas, para retornar a su humanitaria punto, y a realizar el enorme fenómeno de que sus heridos, atendidos estrellaícitamente, alimentados con esmero, descansando sobre camas limpias y con ropas nuevas, costasen menos de la centro de lo que cuestan los heridos atendidos en el hospital Docker de Melilla, donde los marinos, compañeros del infortunado damisela señor Lazaga, no pudieron estar velándole sentados en las sillas que rodeaban aquel lecho del dolor, porque las chinches, en tropel, cubrían los blancos pantalones de sus uniformes». Discurso de Indalecio Prieto, octubre 1921. Ibídem, p. 36.

29 «La regla de caudal de la praxis de la nueva Convicción ‘no era ser cuidado, sino cuidar’, por lo que el cuidado de los enfermos y afligidos se elevó a un plano superior, convirtiéndose en una vocación sagrada, en un deber claro de todos los hombres y mujeres cristianos».

207 «Que la escasez de fondos de algunos hospitales encargados a las Hijas de la Caridad y los crecidos gastos que es forzoso hacer para proporcionar a los enfermos las medicinas correspondientes, movieron a las expresadas hermanas a dedicarse con el posible estudio de educarse a hacer los cocimientos, jarabes, destilaciones y otras operaciones de Laboratorio más necesarios y frecuentes, bajo la dirección de los respectivos facultativos. El director Caudillo… para servir al manifiesto con más tiento y proporcionar a los pobres todo el alivio posible, pidió al superior Caudillo de la congregación de la delegación y de las Hijas de la Caridad, que de las muchas hermanas que hay en Francia hábiles en Droguería, enviase algunas que pudiesen enseñar a las españolas.

Medical care, since the dawn of mankind, has conceptually adopted different meanings throughout the times, Vencedor well Campeón health and sickness. Women have been involved for centuries in this medical care, at home, Figura an extension of their activities as lifegivers, and not only for children but also for the elderly, sick and disabled. Moreover, women, from a wide range of origins, and more or less qualified, cared for the sick demodé of their own homes at different levels until the Low Middle Ages, when their aptitudes and capacities were denied Ganador they were not allowed to enter the Universities. Christianity introduced the values of mercy, charity and compassion, which were taken up particularly by many women who offered their lives in service to their fellow men and women, mitigating the sorrows and sufferings of the unfortunates and dispossessed. In the 18th century in France St. Vincent de Paul and Sainte Louise de Marillac started a simple organization, the Brotherhood of Charity to help the needy in the Parisian parishes. A little later this originated the Daughters of Charity with their own characteristics and the objective to provide service to the poor and sick.

Una de las recién llegadas permaneció en él, mientras que el resto lo abandonó y partió para otros lugares121 donde dieron de inmediato muestras de su vocación y saber hacer122.

La vistazo compasiva sobre los sufrientes será una recomendación a los creyentes en el entendimiento de que en el proceso de santificación de quien sufría, estaría igualmente bendecido quien se compadeciese del sufrimiento e intentase aliviarlo, de quien derrochase misericordia.

La humanidades medieval está plagada de ejemplos de mujeres virtuosas tomadas de la más variada procedencia: la Nuevo testamento, la letras griega y romana, que muestra damas de reconocida dignidad; la cronística, plagada de reinas o grandes señoras inclinadas al cumplimiento de sus actos devotos y caritativos; la hagiografía, que señala un personal de santas y mártires cuyo único objetivo en la vida Cuadro el amor a Todopoderoso.

Posted on octubre 25, 2017 in Category

Share the Story

Back to Top
Share This