National Cranberry Cooperative 1996 solución de caso

19 2.4 IU (no complicadas) recurrentes en mujeres Diagnóstico Las IU recurrentes son frecuentes en las mujeres jóvenes y sanas, hasta cuando generalmente presentan unas vías urinarias anatómica y fisiológicamente normales (33) (GCC: 2a). Las IU recurrentes deben diagnosticarse mediante urocultivo (GCC: 4, GR: A). No se recomienda la praxis sistemática de una urografía excretora, cistografía o cistoscopia para evaluar a las mujeres con IU recurrentes (34) (GCC: 1b, GR: B) Prevención Pueden recomendarse diferentes alternativas terapéuticas a la paciente Profilaxis antibiótica La profilaxis antibiótica para advertir las IU recurrentes sólo debe plantearse tras suceder intentado el asesoramiento y una modificación del comportamiento (GCC: 4, GR: A). Antes de iniciar un régimen profiláctico ha de confirmarse la erradicación de una IU precedente mediante la logro de un urocultivo pesimista 1 2 semanas a posteriori del tratamiento (GCC: 4, GR: A). La profilaxis antibiótica continua o poscoital debe plantearse para predisponer cistitis no complicadas recurrentes en las mujeres en que no han tenido éxito las medidas distintas de los antibióticos (35) (GCC: 1a, GR: A).

70 complicada. Escherichia coli, los géneros Proteus, Klebsiella, Pseudomonas y Serratia y los enterococos son las cepas habituales que se identifican en los cultivos. Predominan las enterobacterias (60 % 75 %) (6 8), siendo E. coli el patógeno más frecuente, sobre todo cuando la IU representa una primera infección. De lo contrario, el espectro bacteriano puede variar de un momento a otro y de un hospital a otro IU complicadas asociadas a cálculos urinarios En el subgrupo de IU complicadas relacionadas con cálculos urinarios, la frecuencia de infección por E. coli y enterococos parece menos importante. Por el contrario, se observa una decano proporción de infecciones por Proteus y Pseudomonas (9). Entre los microorganismos productores de ureasa predominan los géneros Proteus, Providencia y Morganella y Corynebacterium urealyticum, si admisiblemente Klebsiella, Pseudomonas, Serratia y estafilococos aún son productores de ureasa en cierta medida. En pacientes con cálculos coraliformes completos se constató una IU en el momento del diagnosis en el 88 %, con un 82 % de infectados por microorganismos productores de ureasa (10). Esta enzima, la ureasa, divide la urea en dióxido de carbono y amoníaco. El incremento resultante del amoníaco en la orina daña la capa de glucosaminoglucanos (GAG), lo que a su momento aumenta la adherencia bacteriana (11) y favorece la formación de cristales de estruvita, los cuales se agregan para formar cálculos renales e incrustaciones en las sondas urinarias (12). El potencial patógeno de los estafilococos coagulasa negativos y de los estreptococos distintos del Conjunto D es controvertido (13,14). En determinadas circunstancias, como la presencia de un cálculo o de cuerpos extraños, los estafilococos son patógenos importantes. De lo contrario, los estafilococos no son tan frecuentes en las IU complicadas (0 % 11 %), según los trabajos publicados (6,15) IU complicadas asociadas a sondas urinarias En las IU asociadas a sondas, la distribución de los microorganismos es similar (16) y ha de tenerse en cuenta la biopelícula.

Calcium channel blockers might be the preferred treatment in combination with ACE inhibitors if adequate blood pressure control cannot be achieved by ACE inhibitors alone.

Por ejemplo, se combinarán pilosidades o fimbrias de tipo 1 con receptores de manosa en el uromucoide, que forma parte de la capa protectora de mucopolisacáridos que se encuentra en las células uroepiteliales que revisten las víCampeón urinarias. Las fimbrias de tipo 2 o P se unen a los glucolípidos de las sustancias de los grupos sanguíneos que son secretados por el urotelio del huésped. En términos prácticos, los microorganismos de E. coli que son patológicos para el riñón parecen expresar fimbrias P (o asociadas a pielonefritis) o de tipo 2, al menos en los niños, en los que el 90 % de los que presentan una pielonefritis aguda expresa estos microorganismos en comparación con una proporción mucho último de los que tienen una cistitis o bacteriuria asintomática (18) (GCC: 2b). La adherencia bacteriana puede deparar beneficios variables para el microorganismo, pero que su National Cranberry Cooperative fijación puede suponer que les resulte más obediente localizarlo y eliminarlo a los mecanismos de defensa del huésped (19). La respuesta inflamatoria celular y humeral del huésped todavía es una parte esencial de la defensa del huésped. Diversas citocinas (por ejemplo, IL 6 e IL 8) son responsables de inducir la migración leucocitaria y pueden ser intrínsecamente deficientes en lo que respecta a elaborar una colonización bacteriana asintomática en infección clínica. Paradójicamente, una adherencia estrecha podría proveer la penetración asintomática en el similarénquima renal. En un estudio sueco, la totalidad de un Congregación de 160 pacientes que habían experimentado recientemente una IU aguda presentó una reducción de la potencia de concentración, aun cuando una proporción importante (40 %) no manifestó una enfermedad febril. En la mayoría de estos pacientes, las bacterias infiltrantes tenían una características adhesivas reducidas, lo que quizá facilite su penetración en el parénquima renal y favorezca una laceración estructural y práctico más permanente (15) (GCC: 2b) Formación de cicatrices renales La posible aparición de cicatrices, como consecuencia de IU en ausencia de reflujo, obstrucción o cálculos, es controvertida (20) (GCC: 2a). Se acepta que puede producirse una reducción importante de ACTUALIZACIÓN EN ABRIL DE

10 histológico revela, en ocasiones, la presencia de inflamación inespecífica. Tan sólo en algunos casos, estos hallazgos [por ejemplo, prostatitis en pacientes National Cranberry Cooperative con una concentración elevada de antígeno prostático específico (PSA)] contribuyen a determinar el tratamiento más apropiado, mientras que en el caso de una inflamación más específica, como tuberculosis y actinomicosis, la histología puede ser diagnóstica. En general, sin bloqueo, los hallazgos histológicos suelen contribuir muy poco a la valentía terapéutica. 1.3 Clasificación de las infecciones urológicas En la presente lectura de la Director clínica se utiliza la clasificación consolidada de las IU, aunque el grupo de infecciones de la EAU está trabajando en una nueva clasificación que se personarseá en el entorno de la publicación ICUD (International Consultations of Urological Diseases) de 2010 (12). Por razones prácticas, esta Piloto clínica se denomina Guía clínica sobre las infecciones urológicas. En este apartado se incluye el tratamiento de las IU en varones y mujeres y las infecciones del artefacto genital masculino, dejando fuera las infecciones del máquina genésico Afeminado, que se vinculan clínicamente al campo ginecológico. Esta Conductor clínica se centra en la urología y, por consiguiente, aún aborda la prevención de las infecciones genitourinarias asociadas, o no, a intervenciones urológicas. A posesiones prácticos, sin embargo, las IU y las infecciones del máquina genésico masculino se clasifican con arreglo a los síntomas clínicos predominantes: IU inferior no complicada (cistitis). Pielonefritis no complicada. IU complicada con o sin pielonefritis. Sepsis de origen urológico. Uretritis. mecanismo genital masculino: prostatitis, epididimitis y orquitis. El cuadro clínico y el tratamiento de las distintas categoríGanador de IU varían a lo extenso de la vida y dependen de la situación del paciente.

78 La sepsis bajo es una situación grave con una mortalidad descrita de entre el 20 % y el 42 % (1). La decano parte de las sepsis graves descritas en la literatura médica están relacionadas con infecciones pulmonares (50 %) o abdominales (24 %), de modo que las IU sólo representan el 5 % (2). La sepsis es más frecuente en los varones que en las mujeres (3). En los últimos primaveras, la incidencia de sepsis ha aumentado un 8,7 % al año (1), pero ha disminuido la mortalidad asociada, lo que indica una mejoramiento del tratamiento de los pacientes (la mortalidad hospitalaria total disminuyó del 27,8 % al 17,9 % durante el período ) (4). En Militar (esto no sucede con la sepsis de origen urológico), aumentó la tasa de sepsis por hongos, en tanto que las bacterias grampositivas se convirtieron en el patógeno predominante en la sepsis, inclusive cuando en la sepsis de origen urológico siguen predominando las bacterias gramnegativas. En la sepsis de origen urológico, al igual que en otros tipos de sepsis, la gravedad de la sepsis depende sobre todo de la respuesta del huésped. Los pacientes que tienen más probabilidades de presentar una sepsis de origen urológico son: ancianos, diabéticos, inmunodeprimidos, como los receptores de trasplantes, pacientes que reciben quimioterapia antineoplásica o corticosteroides y pacientes con síndrome de inmunodeficiencia adquirida. La sepsis de origen urológico igualmente depende de factores locales, como cálculos en las víGanador urinarias, obstrucción a cualquier altura de las víGanador urinarias, uropatíCampeón congénitas, vejiga neurógena o maniobras endoscópicas. Sin bloqueo, todos los pacientes pueden hallarse afectados por especies bacterianas capaces de provocar inflamación en las víGanador urinarias. Encima, ahora se reconoce que puede suceder un SRIS sin infección (pancreatitis, quemaduras, shock no séptico, etc.

Antibióticos recomendados como tratamiento empírico inicial Fluoroquinolonas Aminopenicilina más un IBL Cefalosporina (Corro 2 ó 3a) Aminoglucósido Antibióticos recomendados como tratamiento empírico en caso de fracaso prístino o en los casos graves Fluoroquinolona (si no se utiliza como tratamiento original) Ureidopenicilina (piperacilina) más un IBL Cefalosporina (Corro 3b) Carbapenémico Tratamiento combinado: Aminoglucósido + IBL Aminoglucósido + fluoroquinolona Antibióticos no recomendados como tratamiento empírico Aminopenicilina, por ejemplo, amoxicilina o ampicilina Trimetoprim sulfametoxazol (sólo si se conoce la sensibilidad del patógeno) Fosfomicina trometamol IBL = inhibidor de betalactamasas Seguimiento posteriormente del tratamiento La viejo probabilidad de Décimo de microorganismos resistentes en las IU complicadas es otra característica de estas enfermedades infecciosas. anticipadamente, esto no guarda relación con la anomalía urinaria, sino que se relaciona más con el hecho de que los pacientes con una IU complicada suelen tener infecciones recurrentes (7). Por estos motivos, ayer y después de la finalización del tratamiento antibiótico han de obtenerse urocultivos para identificar los microorganismos y realizar antibiogramas. 5.5 Conclusiones Hasta que no se eliminen completamente los factores predisponentes, no suele ser posible la curación Efectivo (es proponer, desaparición de infección recurrente). Han de corregirse estas anomalíGanador, siempre que 1360 ACTUALIZACIÓN EN ABRIL DE 2010

All types and sizes. Representing the best marine insurance companies, thereby assuring top quality coverage at the best price. National Cranberry Cooperative

71 El uso intenso de cualquier antibiótico, sobre todo cuando se utilizan de forma empírica en este Conjunto de pacientes con una probabilidad elevada de infecciones recurrentes, atinará zona a la aparición de microorganismos resistentes en infecciones posteriores. Siempre que sea posible, el tratamiento empírico debe sustituirse por un tratamiento adaptado al microorganismo infeccioso específico que se identifica en el urocultivo. luego, ha de obtenerse una muestra de orina para cultivo antiguamente del inicio del tratamiento y la selección de un antibiótico debe reevaluarse una vez se disponga de los resultados del cultivo (7). Hasta ahora, no se ha demostrado que ningún fármaco o clase de fármacos sea superior en un caso en el que el microorganismo infeccioso sea sensible al fármaco administrado. En los pacientes con insuficiencia renal, esté relacionada con una anomalía urológica o no, han de efectuarse los ajustes de dosis pertinentes. Cuando el tratamiento empírico resulta necesario, se recomiendan fluoroquinolonas con excreción principalmente renal porque tienen un amplio espectro de actividad antibacteriana que cubre la decanoía de los patógenos previstos y alcanzan concentraciones altas en la orina y los tejidos genitourinarios. Las fluoroquinolonas pueden administrarse por vía vocal y parenteral. Una aminopenicilina más un IBL, una cefalosporina del Congregación 2 o 3a o, en caso de tratamiento parenteral, un aminoglucósido, son algunas alternativas. En un estudio aleatorizado y prospectivo se ha demostrado que ertapenem, un nuevo carbapenémico oral del grupo 1, es tan eficaz como ceftriaxona (17). En la decanoía de los países, E. coli muestra una tasa elevada de resistencia a TMP SMX (18 % en la última evaluación realizada en EE.UU.) (16), por lo que debe evitarse como tratamiento de primera dirección. Fosfomicina trometamol sólo se encuentra acreditado para el tratamiento de cistitis no complicadas en monodosis (18). Las aminopenicilinas, ampicilina o amoxicilina, no obstante no son suficientemente activas frente a E. coli. En caso de fracaso del tratamiento auténtico, cuando aún no se dispone de los resultados microbiológicos o como tratamiento primero en caso de infecciones clínicamente graves, ha de cambiarse el tratamiento a un antibiótico con un espectro más amplio que también sea activo contra Pseudomonas, como una fluoroquinolona (si no se ha utilizado como tratamiento auténtico), una acilaminopenicilina (piperacilina) más un IBL, una cefalosporina del Corro 3b o un carbapenémico, incluso en combinación con un aminoglucósido.

Representantes de los fabricantes >> Representantes, agentes y comerciantes oficiales de fabricantes

Sus inconvenientes más importantes en los lactantes son el aventura de bienes secundarios debidos a la exposición a los medios de contraste y la radiación (53). Sin bloqueo, la utilidad de la urografía excretora está disminuyendo conforme aumenta la superioridad técnica de la TC (54) y la RM. No obstante, las indicaciones de su uso aún se encuentran limitadas en las IU Evaluación urodinámica Cuando se sospecha una disfunción miccional, por ejemplo, incontinencia, orina residual o aumento del espesor de la horma vesical, ha de contemplarse la realización de una evaluación urodinámica con uroflujometría, (video)cistometría con estudios de presión flujo y electromiograma. 3.8 Plan de investigación Es poco probable que el cribado de la bacteriuria asintomática en los lactantes prevenga la formación de cicatrices pielonefríticas, sin embargo que suelen aparecer muy al principio de la crianza. Tan sólo una minoría de los niños con IU padece una enfermedad urológica subyacente, si perfectamente, cuando existe un trastorno de este tipo, puede causar una morbilidad importante. por consiguiente, después de un máximo de dos episodios de IU en una niña y de un episodio en un Caprichoso, han de efectuarse pruebas complementarias (figura 3.1), pero no en caso de bacteriuria asintomática (51 58). La falta de una gammagrafía con DTPA/MAG 3 viene determinada por los datos ecográficos, sobre todo cuando se sospecha una equimosis obstructiva. ACTUALIZACIÓN EN ABRIL DE

124 14.6 Técnica de localización de Meares y Stamey* TÉCNICA DE LOCALIZACIÓN DE MEARES Y STAMEY 1. Aproximadamente 30 minutos antes de tomar la muestra, el paciente debe Libar 400 ml de limpio (dos vasos). La prueba empieza cuando el paciente desea orinar. 2. Quite las tapas de cuatro envases estériles para muestras, marcados con VB 1, VB 2, SPE y VB 3. Coloque los envases para muestras destapados en una superficie plana y mantenga la esterilidad. 3. Lávese las manos. 4. Exponga el pene y retraiga el prepucio para exponer el glande. El prepucio ha de retraerse en su totalidad. 5. Limpie el glande con una alternativa jabonosa, retire el jabón con una compresa o torunda de algodón estéril y seque el glande. 6. Orine ml en el primer envase marcado con VB Orine ml en la taza del váter o un vaso y, sin interrumpir el chorro de orina, orine ml en el segundo envase afectado con CV El paciente se inclina hacia delante y sostiene el envase para muestras desinfectado (SPE) para poner en cobro la secreción de la próstata. 9. El médico masajea la próstata hasta que se obtengan varias gotas de secreción prostática (SPE).

We have marine vinyl and canvas for all of your upholstery needs. We have the best prices on the internet. We are adding new products everyday and we will soon have the

81 7.5.3 Medidas preventivas de capacidad cuestionable Instilación de antibióticos o antisépticos en sondas y bolsas de drenaje. Uso de sondas urinarias recubiertas de antibióticos o plata Medidas ineficaces o contraproducentes Irrigación vesical continua o intermitente con antibióticos o antisépticos urinarios que aumentan el peligro de infecciones por bacterias resistentes (9,12). Sucursal sistemática de antibióticos a los pacientes sondados, lo que reduce la incidencia de bacteriuria sólo durante unos díFigura e incrementa el peligro de infección por bacterias multirresistentes (9,12). Podría reservarse su uso para los pacientes inmunodeprimidos. 7.6 Tratamiento Alivio de la obstrucción El drenaje de cualquier obstrucción en las víVencedor urinarias y la procedencia de cuerpos extraños, como sondas urinarias o cálculos, pueden producir, por sí solas, una resolución de los síntomas y conducir a la recuperación. Se proxenetismo de utensilios clave de la organización. Este trastorno constituye una aprieto absoluta Tratamiento antibiótico El tratamiento empírico original debe proporcionar una cobertura antimicrobiana amplia y, posteriormente, ajustarse en función de los resultados del cultivo. La dosis de los antibióticos es de caudal importancia en los pacientes con síndrome séptico y, en general, debe ser suscripción, a excepción de los pacientes con insuficiencia renal. Las opciones de tratamiento antibiótico se prontuario en el apéndice Medidas complementarias (12,13) El control del compensación hidroelectrolítico es un aspecto fundamental de la asistencia de los pacientes con síndrome séptico, sobre todo cuando la cambio clínica se complica con shock.

Posted on octubre 25, 2017 in Category

Share the Story

Back to Top
Share This