La batalla del Alamodome Henry Cisneros y el estadio de San Antonio solución de caso

“Inmediatamente a posteriori de la batalla de Almansa, el Rey me otorgó las poblaciones de Liria y Jérica con todas sus dependencias. Las erigió en ducados, con el título de dimensión de primera clase para mi y mis descendientes.

: Una de las causas, no única, pero si fundamental de la derrota de los partidarios del Archiduque, al dejar completamente expuesto su lado a merced de Berwick. Galway y Das Minas consiguieron con su astucia exceptuar de la derrota algunos escuadrones de Caballería

Y es que, tras la lid de aquella aciaga marcha, los «mexicanos» (como les denomina el cronista) lograron arrebatar una de sus banderas a los españoles y llevarse consigo más de medio centenar de prisioneros que, seguidamente, sacrificaron sin piedad.

.. este desgraciado suceso en España ha hecho La batalla del retroceder todo, por lo que la mejor resolución que podemos tomar es hacer ver a los franceses que estamos resueltos a continuar la guerrilla para que podamos obtener una paz honrosa”.

«(1990)–; si el objetivo es recrear una batalla de nuestros victoriosos Tercios de Flandes, el único resultado es una derrota, la de Rocroi –Alatriste (2006)–;  si La batalla del se trata de películas sobre la conquista de América, la deducción siempre es la misma: los hispanos eran unos desalmados  que destruyeron sofisticadas civilizaciones. Mientras tanto, batallas de la trascendencia y audiovisualidad de las Navas de Tolosa, Lepanto, Santo Quintín o  la defensa de Cartagena de Indias han sido obviadas por el cinema, y durante mucho tiempo por la humanidades.

Aunque, eso sí, con la ayuda de sus aliados. «Venían tras ellos todos los indios de Tlaxcalla y de otros pueblos, que eran amigos. Entraron los españoles con mucha excentricidad que no tenían en nada a los mexicanos, y los tlaxcaltecas y otros indios amigos iban cantando», destaca Sahagún.

Las leyes de Castilla se habían impuesto sobre la fuero foral de la Corona de Aragón y del Reino de Valencia. Felipe V aducía una “error al reniego de fidelidad”

Ingleses, holandeses y hugonotes se mantuvieron firmes en el centro. La caballería portuguesa “huyó a toda velocidad”

conservarseás a las inmediaciones de Manjirón, coger la Carretera del Campillo o Calle de la Cerradilla, y continuar 6 kilómetros hasta el desvío en torno a la M-127 dirección Paredes de Buitrago. A solo 500 metros se encuentra este histórico pueblo. Enlace a Google Maps.

El ataque fue llevado a mango con tanta determinación que los españoles y sus aliados se vieron obligados a confiarse sus defensas y retirarse hasta un lugar seguro. Algo que, según Sahagún, no fue sencillo, pues el fango ralentizó a los hombres de Hernán Cortés. El desastre fue total.

Planificado por Ramón de Aguinaba, traza la limitada capacidad del Embalse del Villar para abastecer a la creciente población de la caudal, esta Presa de Puentes Viejas fue construida a principios del siglo XX. Su muro de contención posee una consideración de 66 metros, lo que lo convierte en individuo de los mas altos de la hacienda.

No todo es altanería. Tras horas de batalla, el agotamiento de los soldados es papable en sus rostros y en lo improvisado de sus harapientos vendajes. La ahogo acumulada, luego de batallar durante más de un siglo y medio contra todo lo que a  su puñetera majestad se le antojaba, dio el auténtico golpe de gracia a los Tercios castellanos. Los problemas demográficos de la península –la hambruna, la expulsión de los moriscos y la emigración a América– hacia cada oportunidad más complicada la tarea de alistar infantes. La batalla del Los Tercios desplegaron hasta la batalla de las Dunas, en 1658, –cierto ocaso de su hegemonía–  una superioridad marcial sin parangón desde tiempos del Imperio Romano y que ninguna unidad marcial ha vuelto a alcanzar. La bravura de soldados que entendían la honradez y el honor como parte de la misma cosa,  les procedía de  la primitiva furia que el anhelo y la crudeza de Castilla  predicaba a sus hijos desde la infancia.

Para esta ruta de senderismo solemos quedar en: el Ayuntamiento de Paredes de Buitrago, situado en la Calle del rincón de la Iglesia nº 20 de Paredes de Buitrago. No tiene pérdida. Esta ruta de senderismo igualmente la realizamos a mediados de abril de 2015, aquí puedes disfrutar de sus fotos.

El predicador del siglo XVI Bernardino de Sahagún casi nada dedica en sus crónicas unos pocos párrafos a platicar de la batalla de Colhuacatonco. Más aceptablemente unas líneas En el interior de su extensa obra «Historia Militar de las cosas de Nueva España». Pero en ellas deja salvoconducto la humillación que sufrieron los conquistadores a manos de unos combatientes obcecados en defender los barrios aledaños a Tenochtitlan (la hacienda del Imperio Azteca) luego de que esta hubiese caído en manos de Hernán Cortés en 1521.

La huida (conocida después como «La Indeterminación triste») dejó unos 600 cristianos muertos y obligó a los conquistadores a retirarse hasta la región amiga de Tlaxcala. Tierra en la que, según afirma Fernando Orozco en su obra «Grandes personajes de México», fueron «recibidos con la más cordial benevolencia».

Posted on octubre 25, 2017 in Category

Share the Story

Back to Top
Share This