Bayer CropScience en India A contra el trabajo infantil solución de caso

De forma más general, organismos oficiales de diferentes Estados Miembros de la Unión Europea han expresado a lo dilatado de los últimos años su preocupación en cuanto a la evaluación de los riesgos sanitarios de los organismos modificados genéticamente. Vencedorí, la Agencia Francesa de Bayer CropScience en Seguridad Sanitaria de los Alimentos, en su opinión de 29 de enero de 200216, indica entre otras recomendaciones que «es esencial tomar precauciones para reducir al exiguo los riesgos de reacciones alérgicas a productos MG» y que «son necesarios estudios de toxicidad sobre animales de laboratorio para evaluar los efectos de una exposición prolongada a pequeñFigura dosis de organismos modificados genéticamente sobre órganos vitales, en particular los sistemas inmunitario, hormonal y reproductor». Por su parte, en un mensaje publicado en febrero de 200217 la Royal Society británica recomienda una anciano atención a los ingredientes modificados genéticamente en los productos para niños pequeños y a los posibles fenómenos alérgicos por inhalación.

  ABSTRACT Genetically Modified Organisms: A New Threat to Food Safety This article analyzes all of the food safety-related aspects related to the use of genetically modified organisms into agriculture and food. A discussion is provided Ganador to the uncertainties related to the insertion of foreign genes into organisms, providing examples of unforeseen, undesirable effects and of instabilities of the organisms thus artificially fabricated. Data is then provided from both official agencies Figura well Figura existing literature questioning the accuracy and reliability of the risk analyses Campeón to these organisms being harmless to health and discusses the almost total lack of scientific studies analyzing the health safety/dangerousness of transgenic foods. Given all these unknowns, other factors must be taken into account, particularly genetic contamination of the non-genetically modified crops, which is now starting to become widespread in some parts of the world.

Los investigadores encontraron que más del 50%/80% respectivamente, de las semillas convencionales de maíz/soja y colza contenían material modificado genéticamente. Tenemos que cultivarse de las experiencias. Es evidente que la inclusión a gran escalera de cultivos transgénicos en el campo significa la desaparición a medio plazo de las semillas y productos libres de transgénicos. Sin embargo, poliedro el tremendo nivel de incertidumbre sobre la seguridad de los organismos modificados genéticamente resulta esencial preservar una agricultura osado de transgénicos, no sólo para asegurar el derecho a la atrevido disyuntiva del consumidor, sino para poder atinar marcha antes en caso de detectarse un problema. De lo contrario se hipotecaría el futuro de la agricultura lo que supone otro creador importante a medio/largo plazo de inseguridad alimentaria mundial. Futuro para la agricultura con los cultivos transgénicos El 81% de las plantas modificadas genéticamente cultivadas en el mundo actualmente incorporan una tolerancia a un herbicida químico. La experiencia de Estados Unidos está demostrando que el uso de estos productos de síntesis aumenta con la entrada de las semillas transgénicas. Por ejemplo este aumento ha sido de un 5% en el caso de la soja modificada genéticamente comparado con su equivalente convencional y hay indicios para pensar que el aumento es mucho anciano en Argentina30. Ganadorí mismo un nuevo estudio del Northwest Science and Environmental Policy Center demuestra que la siembra de 220 millones de hectáreas de maíz, soja y algodón transgénicos desde 1996 ha tenido como consecuencia un aumento del uso de los herbicidas en torno a los 22 millones de kg31. Este hecho tiene consecuencias evidentes para el medio ambiente, tanto de contaminación de suelos, acuíferos, etcétera, como de la destrucción de la biodiversidad. En cuanto a la proteina Bt, el 26% de los cultivos modificados genéticamente empleados la incorporan. Son muchas las investigaciones llevadas a agarradera acerca de los pertenencias de la toxina Bt de las plantas transgénicas (que no tiene las mismas propiedades que la toxina en su forma natural producida por la bacteria Bacillus thuringiensis) sobre las especies no objetivo. bienes negativos sobre mariposas32-34, insectos no voladores35, crisopas36,37 o coleópteros38 han sido reportados Triunfadorí como posibles impactos en animales insectívoros, como pájaros, murciélagos u otros componentes de la condena trófica39. Por otra parte, se ha verificado que la toxina Bt puede permanecer activa en el suelo hasta 234 días40-42. A través de las raíces de las planta, el polen o los restos de cosecha, la presencia de la toxina puede llegar a ser suficientemente alta como para poner en peligro organismos, insectos beneficiosos y otros tipos de animales como las lombrices43-45.

Existen alternativas viables y prácticas a los cultivos transgénicos que casi invariablemente resultan más baratas, más accesibles, más productivas en ambientes marginales y más aceptables social y culturalmente. La examen ciudadana a los transgénicos y los enormes riesgos inherentes a su utilización deberían catalizar un cambio de enfoque hacia las técnicas agrarias alternativas y confiables, que son menos costosas que la multimillonaria industria moderna de la biotecnología.   BIBLIOGRAFÍA

Fundada en 1863, Bayer es Bayer CropScience en una empresa multinacional con competencias esencia en los ámbitos de la Vitalidad, la mantenimiento y los materiales de altas prestaciones.

Bayer CropScience en Las tres suponen el ataque a importantes mercados mundiales en crecimiento. Para ello cuentan con el apoyo de sus sociedades de servicios.

Not being able of reversing the situation in the even of problems is irresponsible. Other major aspects are the impacts on the environment Bayer CropScience en (such Ganador insects building up resistances, the loss of biodiversity, the increase in chemical products employed) with indirect repercussions on health and/or future food production. Lastly, thoughts for discussion are added concerning food safety in terms of food availability and food sovereignty, given that the transgenic seed and related agrochemicals market is currently cornered by five large-scale transnational companies. The conclusion entails an analysis of biotechnological agriculture’s contribution to sustainability. Key words: Genetically modified organism. Genetically modified food. Genetically modified crops. Food safety. Food labelling.

Sugiere un seguimiento después de la puesta en el mercado de los productos modificados genéticamente, en particular para vigilar las eventuales apariciones de alergias en grupos de aventura como los niños. Todos estos aspectos no se contemplan en los procesos de aprobaciones de organismos modificados genéticamente que se están realizando en la Bayer CropScience en Presente. En cuanto a la Agencia Federal de Medio bullicio de Austria, declaró en un monográfico de 200218 que en los expedientes presentados para la autorización de organismos modificados genéticamente en la Unión Europea, «las investigaciones experimentales toxicológicas sólo se han llevado a cabo esporádicamente […] En nadie de los casos los pertenencias toxicológicos potencialmente relevantes de la inserción de los genes han sido considerados […] En ninguno de los expedientes figuraba el estudio directo mediante experimentación de las propiedades alergénicas potenciales de la planta modificada genéticamente y/o del producto derivado de ella».

Los cultivos modificados genéticamente plantean serios problemas ambientales y para la agricultura no transgénica, que han ido apareciendo poco a poco a lo extenso de esta primera decenio de exención al medio concurrencia. Una de las más graves es la contaminación genética, es decir la aparición de material modificado genéticamente en cultivos y productos no transgénicos, por polinización cruzada, esparcimiento de semillas, mezcla de las semillas y cosechas, etcétera. individualidad de los casos más emblemáticos de contaminación por organismos modificados genéticamente ha sido el caso StarLink, variedad de máiz transgénico autorizada en Estados Unidos como alimento para animales solamente. No obtuvo la autorización para el consumo humano correcto al potencial alergénico de la proteína Cry9C presente en este maíz. En el año 2000 se detectó la presencia de StarLink en la esclavitud alimentaria humana. La magnitud y agravación de la contaminación con StarLink fue pasmosa. Más de 300 productos alimenticios derivados del maíz fueron retirados del mercado en todo el país. A pesar del hecho que el StarLink sólo representaba el 0,4% del total de la superficie de maíz plantado la cantidad de hectáreas contaminadas fue mucho viejo. Más sorprendente aún fue que la proteína Cry9C, que supuestamente debía estar presente solamente en las semillas de maíz (amarillo) StarLink, se encontró Bayer CropScience en en otras ochenta variedades de semillas de maíz amarillo, y más inesperadamente todavía en un producto derivado del maíz blanco. La experiencia estadounidense con transgénicos ofrece otro ejemplo más del gran peligro para el medio bullicio y la Vigor humana: ‘los biofármacos’. La biofarmacología es una aplicación real de la biotecnología en la cual se manipulan genéticamente las plantas para que produzcan proteínas y sustancias químicas farmacéuticas. Entre los ejemplos conocidos se cuentan un anticonceptivo, poderosas hormonas de crecimiento, un coagulante sangriento, anticoagulantes sanguíneos, enzimas industriales y vacunas. En noviembre de 2002 se registró el primer caso importante de contaminación por biofármacos cuando ProdiGene, la empresa implicada, realizaba pruebas de campo con este tipo de cultivos y no retiró todos los remanentes del maíz transgénico biofármaco. Algunas semillas quedaron en el campo, geminaron y contaminaron el cultivo del año subsiguiente (soja). Más adelante el unidad de Agricultura ordenó la destrucción de unas 500 mil toneladas de soja. Según un estudio publicado recientemente por la Unión de Científicos Preocupados29, los cultivos transgénicos han provocado en pocos primaveras una inquietante contaminación de las semillas convencionales, Campeóní como de algunos bancos de germoplasma fundamentales para la mejoramiento genética de variedades.

Todos estos elementos hacen que la inclusión de los organismos modificados genéticamente atenten contra la sostenibilidad, pero que no aportan soluciones satisfactorias ni desde el punto de aspecto medioambiental, social ni económico52 y pone en peligro un maniquí de agricultura que asegure la satisfacción de las deposición de las generaciones presentes sin comprometer Bayer CropScience en la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas.

* La capitalización se calcula con acciones admitidas a cotización y no incluye acciones emitidas procedentes de ampliaciones que no han sido todavía admitidas a cotización

La información facilitada en las distintas páginas webs del Agrupación BME está destinada, exclusivamente, al uso interno de la misma.

En calidad de empresa de inventores, reiteran su aspiración a sentar estándares en ámbitos basados en la investigación, pero que las innovaciones crean Bayer CropScience en la base sobre la que se asientan la competitividad y el crecimiento y, con ello, el éxito de la empresa en el futuro.

El caso del maíz Bt176 de Syngenta proporciona otro buen ejemplo. La Comisión Europea dio fuego verde a este evento en diciembre de 1996, a pesar del voto negativo de 13 de los 15 Estados Miembros. luego, Austria, Luxemburgo e Italia prohibieron este tipo de maíz en su distrito tanto para cultivo como para importación, siendo respaldados más tarde por Dinamarca y Suecia, y luego por Alemania. Los argumentos de estos países en contra del maíz Bt176 se referían tanto a preocupaciones sanitarias (transferencia del gen de resistencia a ampicilina a bacterias patógenas) como ambientales (bienes de la toxina Bt sobre especies no objetivo y la biodiversidad, aparición de resistencia al Bt en insectos y persistencia de la toxina en el suelo). Hubo que esperar hasta el año 2004 para que las autoridades europeas se dieran cuenta que efectivamente el maíz Bt 176 podría personarse un aventura para la Vitalidad humana y prohibieron su empleo comercial a partir del 1 de enero de 200515. Mientras tanto en España lo hemos estado comiendo durante siete abriles.

Posted on octubre 25, 2017 in Category

Share the Story

Back to Top
Share This